Secretos de Chichén Itzá, el enojo de Chaac

| | ,



Chichén Itzá es objeto de asombro para todos quienes lo visitan. Se sabe muy poco sobre sus orígenes y la forma de vida que llevaba la metrópoli.

Uno de los misterios que envuelven a Chichén Itzá es el abrupto abandono de la ciudad, suceso que se dió 500 años antes de la llegada de los españoles. Aunque existen muchas especulaciones al respecto, lo más probable que nunca sepamos a ciencia cierta lo que realmente ocurrió, sin embargo, durante generaciones se han contado numerosas historias preservadas entre los descendientes del imperio maya.

Ésta es una de ellas:

Los jóvenes enamorados y el enojo de Chaac

En Chichén Itzá existe una enorme cavidad de agua que servía de sustento a toda la ciudad, además de ser un medio de subsistencia, también tenía un carácter sagrado, pues era la ruta de comunicación con Chaac, patrono de la lluvia que regaba los cultivos y favorecía el crecimiento de la vegetación.

Cuenta la leyenda que habían dos jóvenes profundamente enamorados pero que ocultaban su amor entre las selva, pues los dioses sellaron a la joven desde su nacimiento y cuando fuera mayor la sacrificarían para Chaac.

Ella sería lanzada a las aguas del cenote y su vida serviría para que hubieran abundantes lluvias por muchos años.

Así llegó la gloriosa fiesta para el pueblo y el fatídico día de la pareja, ambos se despidieron con angustia, en ese momento el vigoroso joven le prometió a su amada que no moriría. La procesión continuó su curso, entre oraciones y alabanzas ofrecidas a Chaac, hasta la llegada del ritual principal en donde arrojaron la joyería, las ofrendas y finalmente a la joven.

Entre tanto, el joven ausente durante toda la ceremonia había bajado hasta la superficie acuática, se escondió entre la muchedumbre, presto a cumplir su promesa y cuando su amada cayó entre gritos y alaridos, éste la atrapo raptándola del pueblo y de los dioses.

Al enterarse, la enardecida multitud persiguió a la pareja sin ningún éxito, ellos ya habían huido. Chaac el más enfurecido de todos, castigó a la ciudad con sequías y con la consecuente hambruna mermando así a la población.

Cuando visites el lugar, déjate envolver por la magia de sus historias y trata de imaginar los secretos que esconde Chichén Itzá.

Previous

Los mejores tours de Cancún y como reservar

Platillos de la Riviera Maya: Una receta al final del artículo

Next