Los 3 mejores hoteles con temáticas únicas

| |



Azulik

El polifacético Tulum nos sorprende con una de sus iniciativas sustentables, el hotel Azulik lleva en funcionamiento desde hace 20 años, uno de sus propósitos era el de no ser intrusivos con la naturaleza, y al parecer lo ha consiguió.

Se construyó con los materiales de la región por manos locales expertas en la manipulación de éstos recursos, el diseño del hotel pensado por el artista argentino Eduardo Neira Sterkel quién fusionó el estilo relajado con la sofisticación contemporánea , se adapta perfectamente al entorno natural de la región, sus 48 villas se encuentran entre un risco y la selva con una de las vistas al Mar Caribe más hermosas que hayas visto. Se construyó con los materiales de la región por manos locales expertas en la manipulación de éstos recursos, el diseño del hotel pensado por el artista argentino Eduardo Neira Sterkel quién fusionó el estilo relajado con la sofisticación contemporánea , se adapta perfectamente al entorno natural de la región.

Azulik es un hotel que invita a desconectarse del mundo vanal y reencontrarse con el “yo” interno, abundante luz natural durante el día y cálidas velas en la noche te acompañarán en tu estancia por lo que el internet y la luz eléctrica no están invitados a este paraíso ¿Quién los necesita cuando estas en compañía de la naturaleza y de alguien especial?

Hotel Punta Caliza

La historia detrás de éste hotel es bastante emotiva, todo inició cuando el papá del actual administrador sembró 13 hectáreas de cedro rojo con la intención de pagar la universidad de su hijo, sin embargo cuando llegó el momento la madera aún no estaba lista, fue hasta años después que la otra hija estudiante de arquitectura junto con su hermano puso en marcha el proyecto de construcción de punta caliza con la intención de aprovechar la madera de su padre.

Hoy en día es uno de los hoteles más codiciados por los viajeros que llegan a Holbox. Lo que más sorprende de este complejo de 600 metros cuadrados es la estructura de canales que conectan a las habitaciones y demás construcciones del hotel, sin contar que está hecho con materiales locales (también empleados por la antigua civilización maya), como la madera de cedro y chicozapote.

Punta Caliza es un deleite para cada uno de los sentidos, la oportunidad perfecta para reconciliarse con la naturaleza, solo hay que dejarse cautivar por el agua, la madera, la palma y la brisa de mar.

Chablé Resort and Spa

La Unión Internacional de Arquitectos y la Unesco reconoció al Chablé Resort and Spa como el mejor hotel del mundo en 2017 por sus proyectos en busca de brindar experiencias a sus huéspedes en conjunto con la naturaleza. Forbes México 2018

Hace cerca de dos siglos, solía ser una hacienda dedicada a la industria enequenera, un negocio muy lucrativo en aquel entonces, sin embargo, con el tiempo fue abandonada. Durante la construcción del hotel decidieron que era mejor preservar lo mas que se pudiera de la hacienda en vez de demolerla, así que se conservaron los principales recintos y a muchas de las herramientas que se usaban en el henequén se les dio otro uso.

Es precisamente eso lo que atrae a miles de huéspedes que no solo buscan confort y lujo, si no dar una vista al pasado.

El principal objetivo de éste hotel es lograr una conexión con la naturaleza que ayude a mantener un sano equilibrio físico, mental y emocional. Principio que se refleja en su spa y a través de actividades enfocadas al bienestar, como las ceremonias de temazcal.

Previous

10 lugares que no te puedes perder estando en Cancún

Xueños, la historia detrás del mejor parque del mundo

Next